domingo, 15 de febrero de 2009

Las Siete Naciones de Canaan




LAS SIETE NACIONES MAYORES
DE CANAAN

SIGNIFICADOS DE LOS NOMBRES
La Palabra de Dios, nos deja ver que los nombres que les ponían a las personas, obedecían a un propósito. También dice la Escritura, que respecto al impío, aun su nombre, seria borrado y puesto en el olvido.
Nos preguntamos ¿Por qué razón, Dios ha permitido que algunos de estos nombres todavía se encuentren registrados en la Biblia? Indudablemente pensamos que con un propósito. Tomando algunos ejemplos de nombres tales como Jacob, que significa: Suplantador, o Abraham, que significa: Padre de muchedumbre, o Jesús: Que significa: Salvador, y viendo que a cada nombre le correspondía: · Un propósito. Un carácter. Una naturaleza.
De acuerdo al discernimiento pasaremos a entender el lado espiritual de los nombres de estas siete naciones mayores de Canaan: Heteo, Gergeseo, Amorreo, Cananeo, Fereseo, Heveo, y Jebuseo.
Nombres y significados para ser aplicados simbólicamente.
1. Heteo = Temor, temblor, terror.
2. Gergeseo = Moradores en barro.
3. Amorreo = Alpinista montañés.
4. Cananeo = Comerciante mercader, terreno bajo.
5. Fereseo = Aldeano.
6. Heveo = Aldeano.
7. Jebuseo = Hollados, y los que hollan o pisan.
Observamos que cada uno de estos nombres, apunta por su significado, a un carácter, a una naturaleza, a un propósito. Si pasamos una mirada a este mundo y consideramos su estado espiritual y la relación que hay de cada una de estas representaciones simbólicas del mal, por que canaán estaba poblada… aunque podríamos decir, infestada de estos moradores, y si hoy nuestra lucha ya no es contra seres de carne y sangre como lo fueron en los días de la conquista de la tierra prometida, no podemos dejar de observar el simbolismo de estas naciones, “enemigas de Dios y de su pueblo” por que en la actualidad, el mundo sigue las huellas de las practicas pecaminosas heredadas por sus ancestros, es decir, el pecado viene desde muy atrás y también sabemos que la serpiente es antigua, y que así como la adivinación se practica desde tiempos muy antiguos, así también todos los demás pecados son desde el inicio de la rebelión, motivados e inspirados por el maligno, y sus demonios, aun canaan estaba enraizado espiritualmente en este espíritu de rebelión, y todas sus manifestaciones se daban plenamente ahí.
Si a cada nombre, corresponde una naturaleza, un carácter y un propósito, y de acuerdo a los nombres, es decir según el ejemplo, de los nombres: Jacob; suplantador, Abraham; padre de muchedumbre, y Jesús; Salvador, bíblicamente démosle la siguiente mirada.
Jacob: suplanto a su hermano delante de su padre, para heredar la primogenitura, luego paso por el proceso, para que por, la misericordia de Dios, llegara, a (cambiándosele el nombre) ser Israel, que significa: luchador con Dios. Mientras fue Jacob, su carácter, su naturaleza, y sus propósitos, fueron tales a su nombre. Abraham: padre de multitudes, es visto el carácter, la naturaleza, y el propósito, claramente manifestado en este varón; toda su vida fue movida por Dios en dirección a esto y él, rendido a Dios por esta bendición.
Jesús: Salvador. De mas esta decir que todo, en nuestro Salvador, estaba totalmente delineado por su Naturaleza, Carácter y Propósito !Maravilloso es él!
El Señor vino, para deshacer las obras del diablo, a terminar con el pecado, y con los poderes de las tinieblas, quienes habían hallado la manera de expresarse a través de la naturaleza caída del hombre, a la cual se le llama la carne.
Satanás y sus demonios en esencia compartían una sola naturaleza: la maligna, un solo carácter: mentiroso y abominable, y un solo propósito; robar matar y destruir.
Cada vez que él, ejerce su control sobre un pueblo, o una nación; es para que estos, expresen la naturaleza suya, el propósito suyo, y las obras del diablo son vistas en ellos, y podríamos en sentido figurado decir que los que son de Satanás se llaman y se apellidan igual que él, ya que él, es su padre, y tal el padre, tal los hijos.
Ahora pasemos al entendimiento de los siete nombres cananeos y veamos la aplicación espiritual de estos, Jesús dijo que Satanás no estaba dividido, por que si no, no podría prevalecer, de ahí deducimos que así como el es uno con sus demonios, y esta figura se ve claramente manifestada en Apocalipsis 12, cuando es representado como un gran dragón de siete cabezas, nótese que todas están unidas a un solo cuerpo, por que solo es un cuerpo de dragón para estas siete cabezas, y ya que cada cabeza representa una autoridad pensante, podemos ver que a pesar de ser siete poderes malignos estos siete poderes pensantes son uno.
Jesucristo y la Iglesia, junto con el Padre, son uno, de igual manera Satanás los demonios y el mundo son uno.
Cabe señalar que los símbolos interpretados en Apocalipsis doce se ajustan a aquello que por la Palabra hemos observado, de ahí que no solo representan poderes únicamente visibles, es decir; un mover político, reinos y gobiernos, u otros, sino también poderes invisibles que en esencia, son los que mueven todo el acontecer natural de la humanidad sin Cristo.
La inmundicia del pecado arrastra a todos los nacidos en Adán, la naturaleza caída es heredada por todos los mortales. Es a través del nuevo nacimiento que podemos pasar de una naturaleza a otra, y estando en esta nueva naturaleza la cual debe crecer en nuestro interior; la antigua, la carne, debe ser muerta por medio de nuestra rendición y obediencia a Dios, y de continuo ser lavados por el lavamiento del agua por la Palabra, por la contaminación que hay en el mundo, (al nacer de nuevo seremos bendecidos con una nueva naturaleza, carácter y tendremos un nuevo propósito, solo que esta debe desarrollarse con nuestra aprobación y obediencia)
Para obtener el libro en formato digital o el audio libro; Escribanos y le enviaremos todo lo necesario para hacercelo llegar.

No hay comentarios.: